Troy Lee lleva más de 30 años personalizando cascos para los riders más rápidos del mundo. Su incesante compromiso es el de crear productos que sobrepasen los límites del estilo, el diseño y la calidad. Lo que les ha hecho ganarse una reputación como marca innovadora en diferentes ámbitos del sector. Por eso es la elección de riders como Steve Peat, Brian Lopes, Sam Hill, Cameron Zink, Chris Van Dine, o Brandon Semenuk entre otros.